Santiago de Compostela, La Coruña, España

Acuérdate.

Acuérdate de mi, cuando necesites un abrazo sin pedirlo, un beso de los que te daba incluso cuando no los esperabas o aquella sonrisa que definía a la perfección lo que sentíamos.

Acuérdate de mi, cuando ya no hayan más instrumentos que tocar ni nadie pueda seguir componiendo aquella sinfonía que los dos inventamos.

Acuérdate de mi, cuando alguien te mienta mirándote a los ojos y veas la verdad reflejada.

Acuérdate de mi, cuando todo vaya mal y no tengas un pecho al que acudir buscando socorro ni unos labios preocupados por darte consuelo.

Acuérdate de mi, cuando lleguen esos días grises en los cuales parece que el mundo está en tu contra y necesites un abrazo sin pedirlo, un beso inesperado o los consejos enredados en caricias.

Acuérdate de mi, cuando te des cuenta de que siempre estuve a tu lado, incluso cuando tú dejaste de estarlo. Recuerda lo que sentías, al verme aparecer por la puerta, bajando la mirada al suelo con esa sonrisa a punto de explotar.

Acuérdate de mi, cuando necesites que te escuchen sin juzgarte, que te consuelen sin entenderte y que te quieran sin motivo pero por mil razones.

Acuérdate de mi, cuando ya no tengas mis mensajes esperando a ser leídos, aquellas palabras "empalagosas" ni esos detalles que tanto me preocupaba en que valorases.

Te acordarás de mi, cuando alguien te haga llorar, porque yo te hice reír y aún así preferiste salir corriendo.

Te acordarás de mi, cuando necesites a alguien para contarle aquellas historias que nos sabíamos de memoria...

Te acordarás de mi, cuando sientas ese vacío que me preocupaba tanto por llenar y no fue suficiente.





Santiago de Compostela, La Coruña, España

Me gustas...

Hoy seré sincero contigo al decirte que me resulta imposible definir lo que siento por ti. Me resulta imposible describir todas las sensaciones que recorren mi cuerpo al escuchar tu nombre y es que, aunque tengo claro que aún no te quiero, sí que existen un amor que crece poco a poco con cada palabra, cada gesto y con cada beso.

Quién sabe si mañana podré explicarte esa sensación que recorre mi cuerpo cada vez que te veo, esas mariposas revoloteando sin parar y esa sonrisa que se apodera de mi rostro al sentirte cerca.

Y es que detrás de cada mensaje de "Buenas días pequeña", "Buenas noches enana" o de un simple "Me gustas" se encuentra algo mucho mas complejo que nos ha encontrado de repente y sin buscarlo. Supongo que así es como la vida nos demuestra que las mejores personas llegan a tu vida sin llamar a la puerta en un momento dónde la llave yacía escondida en lo más profundo de nuestro pecho.

La verdad, es que ninguno de los dos esperábamos que esto ocurriese, pero le doy gracias al destino por haberte puesto en el mío tan de repente, tan oportuna.

Hoy seré sincero contigo al decirte que aunque aún no pueda decirte un "Te quiero", hay mucho más amor en cada detalle, en cada mirada y en cada caricia del que te puedas imaginar y probablemente del que jamás hayas imaginado. 

Y es que a pesar de que necesite tiempo para llegar a amarte, quería decirte que cada día que paso a tu lado 𝓶𝓮 𝓰𝓾𝓼𝓽𝓪𝓼 un poquito más.


Te confieso que.... Diseñado por Mi.