Santiago de Compostela, La Coruña, España

Recuerdos.

Hoy te escribo desde mi cama. Llena de recuerdos, sensaciones, caricias, lágrimas e ilusiones. 

Mire a donde mire todo me recuerda a ti. Las fotos en la pared, las sábanas, esas que nos daban la intimidad y la confianza para hacer mil locuras juntos. Las que te tapaban cuando tenias frío mientras yo te abrazaba lo más fuerte que podía. 
Hoy me he levantado triste, triste porque una parte de mi, quiere volver a verte mientras que la otra, me dice que siga adelante. Triste porque recuerdo todos y cada uno de los momentos en los que soñábamos despiertos, uno al lado de otro, planeando mil futuros posibles, o al menos, eso creíamos. Triste porque te empiezo a olvidar, y no, no es fácil ver como vuelve el miedo mientras conozco a otra persona, no es fácil pensar en ti, mientras beso otros labios. Pero sobre todo, no es fácil porque pienso que lo que nos pasó, volverá a ocurrir pero ahora, será otro el que ocupe tu lugar, el que me acurruque con las sábanas, el que me de besos en el cuello y me vuelva loca, el que se siente a mi lado y me haga sentirme especial, el que consiga que me olvide de todo lo que hay a nuestro alrededor y solamente me importe él. Tengo miedo a sufrir, a que esta vez me duela incluso más que la anterior. Tengo miedo a enamorarme, pero ahora más de lo que lo estuve por ti, y de que todo se vuelva a torcer. Tengo miedo de querer tanto, que me olvide de mi misma. Tengo miedo a depender de esa persona, otra vez. 

Solo quiero que sepas que "Te quise, Te quiero y Te Querré" pero ahora es otro el que ha conseguido juntar esas piezas del puzzle roto que dejaste, y es él quien hace lo imposible por buscar esas piezas y decirme que no dejará que se rompa otra vez. Quería decirte que no te odio, porque odiar es un sentimiento muy fuerte, pero lo que no supiste valorar en ese momento, ahora es otro el que está haciéndolo. Espero que no te duelan estas palabras, o quizás si, pero quiero que sepas, que se terminó. Se terminó el echarte de menos, el mojar la almohada recordándote, el dormir poco, el ponerme triste al ver las fotos... Ahora, ahora empiezo a ser feliz. "Nunca dejes de sonreír, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa"
Te confieso que.... Diseñado por Mi.