Santiago de Compostela, La Coruña, España

Te dejaste llevar.

En algún momento decidimos dejar de ser nosotros para separarnos, esta vez para siempre. En algun momento todo empezó a cambiar, quizás por la falta de ganas a luchar por lo que fuimos o simplemente porque lo que sentías ya no era lo suficiente. En algún momento rompimos esa promesa que un día, juramos no romper jamás. En algún momento nuestros caminos empezaron a separarse, quizás porque habían demasiadas piedras en él o porque estábamos atravesando una cuesta arriba a la que no querías ponerle fin. En algún momento decidiste fijarte en otras sonrisas, en otros labios, en otros cuerpos. En algún momento tus manos ya no me transmitían esa seguridad y confianza que buscaba, las mismas manos que me hicieron sentirme la mujer más segura del mundo. En algún momento elegiste gastar tú tiempo con otras personas, personas que por arte de magia se merecían mas tu atención que yo. En algún momento, tus ojos, esos que habían conseguido sumergirme en un mundo donde los príncipes azules ya no eran solo producto de la fantasía. En algún momento en el cuál mi mano ya no te servía como apoyo sino como lastre. En algún momento en el que mi cariño, mis caricias y mis palabras ya no servían para nada más que no fuese discutir. 

En ese momento me dí cuenta de que el problema no era yo, sino tú. En ese momento entendí que hay personas que no son capaces de entender lo que significa realmente la palabra "Querer" o, más adelante, la palabra "Amar". En ese momento en el cuál tus ojos, ya vacíos de amor me miraron, entendí que todo se había terminado y que las promesas se las lleva el viento y tú, te dejaste llevar.

 




Te confieso que.... Diseñado por Mi.