Santiago de Compostela, La Coruña, España

Ven, dame tu mano.

Ven, dame tu mano.

Vayamos a un lugar en el que estemos cómodos, un lugar en el que no importe nada más que el momento. Volvamos a aquel impredecible instante en el que nuestras miradas se cruzaron y que de alguna forma, tus labios y los míos se besaron incluso antes de tocarse. Volvamos a ese lugar donde tus ojos conseguían sumergirme en un profundo mar de sentimientos y emociones , donde nuestro único enemigo era el tiempo. Volvamos al instante en el cuál tus manos se entrelazaron con las mías para formar la forma geométrica más bonita que había visto. Volvamos atrás, cuando todavía caminábamos juntos sin importar las piedras y los obstáculos que tuviésemos delante. Vayamos a ese precioso momento, o quizás debería decir preciso, aunque para mi ambas formas están bien dichas.Aquel en el cual me contaste tu pasado y de alguna manera me di cuenta que yo quería formar parte de tu futuro. Volvamos a cuando aún eramos dos desconocidos,  a cuando no parábamos de hablar y de sonreír por miedo al silencio, silencio que más tarde precedía a aquellos besos. Besos que siendo sincero, llevaban consigo mil y un mensajes de amor, de cariño y de pasión. Besos que conseguían detener el tiempo y conseguían que Cronos se viese impotente. Volvamos atrás, cuando tus inseguridades y tus dudas eran mayores a lo que sientes ahora, a cuando te asustabas al leer un puñado de letras escritas por mi, a cuando pensabas no estar a la altura, a cuando pensabas que íbamos demasiado rápido. Volvamos atrás, pero está vez, sigamos juntos hacia delante, sin separarnos.

Y vayamos, pero juntos. 
Ven, dame tu mano.
Te confieso que.... Diseñado por Mi.